Envios gratuitos en península

Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un 10% de descuento

¿Cómo funciona el CBD? Su mecanismo de acción y su implicación con el sistema endocannabinoide

¿Cómo funciona el CBD? Su mecanismo de acción y su implicación con el sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide (SEC) es un complejo sistema de señalización celular identificado a principios de la década de 1990. Hasta el momento, sabemos que juega un papel clave en la regulación de una variedad de funciones y procesos, tales como:

  • Dormir
  • Estado anímico
  • Apetito
  • Memoria
  • Reproducción y fertilidad
  • Dolor crónico
  • Inflamación
  • Otros

¿Por qué nos interesa hablarte del SEC en Pentalium Pharma?

El SEC necesita de unas moléculas para su activación y correspondiente funcionamiento llamadas endocannabinoides o cannabinoides endógenos.

Sí, como ya estarás hilando del post anterior, estas moléculas pertenecen al mismo grupo que los cannabinoides encontrados de forma natural en muchas especies vegetales (fitocannabinoides). Resulta asombrosa la naturaleza. Es posible encontrar una misma entidad molecular en una especie vegetal y, al mismo tiempo, en tu propio organismo.

Ya sabíamos que nuestro organismo es la máquina biológica más compleja desarrollada a lo largo de los tiempos y su funcionamiento integra multitud de mecanismos fisiológicos no menos que interesantes, uno de ellos el funcionamiento del SEC.

Seguramente estés familiarizado con trastornos del sueño, apetito, estrés o cambios de humor. Te diré que, lejos de atribuir su causa a un único factor, el SEC tiene mucho que decir al respecto. Es el responsable de mantener ciertas condiciones de nuestro medio interno en equilibrio, en palabras más técnicas, es el responsable de la homeostasis de nuestro organismo, lo cual está precisamente relacionado con los trastornos antes mencionados. La homeostasis es un concepto amplio y fisiológicamente complejo pues está estrechamente relacionado con muchos otros mecanismos que regulan el correcto funcionamiento de nuestros órganos y sistemas. Queremos hacértelo fácil y te lo ilustramos de la siguiente forma:

Imagínate una orquesta. Los músicos serían los órganos y sistemas que actúan en nuestro organismo y aseguran un adecuado desarrollo de la función. En una posición superior está el director de orquesta que garantiza la coordinación de sus músicos. El SEC es nuestro director de orquesta. Su papel puede parecer menos esencial pero su destreza con la batuta es relevante para asegurar el éxito de la función.

¿Y qué necesita nuestro SEC para lograr el éxito?

Necesita de los endocannabinoides. Cuando hablamos de endocannabinoides nos referimos a cannabinoides que produce nuestro propio organismo a partir de la ingesta de determinados nutrientes. De ahí la importancia de la alimentación.

Se sabe que fuentes animales y vegetales ricos en ácidos grasos omega 3 y 6 proporcionan un elevado aporte de estos endocannabinoides. Así que ya sabéis, el consumo de alimentos tales como el salmón, atún, nueces, sardinas, aguacate, aceites en general (oliva, girasol, coco, soja, maíz, semillas de calabaza, semillas de cannabis) y muchos más, permitirá un adecuado funcionamiento de vuestro SEC.

Es importante que sepáis también que estos cannabinoides actúan sobre unos receptores específicos (CB1 y CB2), como si de un modelo de llave-cerradura se tratase. Estos están repartidos por diferentes partes de nuestro cuerpo. Para que podáis visualizarlo mejor, los receptores CB1 se encuentran, principalmente, en el sistema nervioso central y los CB2 en el sistema nervioso periférico, especialmente en las células inmunes.

Los endocannabinoides pueden unirse a cualquiera de los receptores y regular mecanismos de dolor, inflamación o trastornos autoinmunes, entre muchos otros. Algunos estudios apuntan a que un déficit de estas moléculas podría justificar la aparición de migraña y fibromialgia, entre otros trastornos.

Entonces, si los endocannabinoides parecen jugar un papel clave en la homeostasis de nuestro organismo, ¿podríamos atribuirle la misma importancia a los fitocannabinoides?

Como hemos comentado anteriormente, ambas sustancias poseen estructuras muy similares con la diferencia de que unos son producidos de forma endógena y otros se encuentran presentes en la naturaleza en multitud de especies vegetales. Todo hace presagiar que el funcionamiento de ambos sea muy parecido.

Si bien es cierto que los detalles de cómo el CBD interactúa en nuestro cuerpo aún está por definir, la investigación clínica apunta que actúa sobre los mismos receptores contribuyendo a las funciones ya mencionadas y manifestando todo un abanico de posibilidades terapéuticas.

De cualquier forma, en nuestro país el consumo de CBD no está permitido desde un punto de vista regulatorio aunque sí su aplicación tópica a través del uso de cosmética como comentábamos la semana pasada en este post. Hasta el momento, te animamos a que emplees CBD de forma tópica para aliviar el dolor y procesos inflamatorios y mantengas una dieta rica en ácidos grasos omega 3 y 6 para asegurar un nivel de endocannabinoides adecuado en tu organismo.

¡Hasta muy pronto!

Otros articulos relacionados

Abrir chat