8 Beneficios para la Salud Comprobados de la Ashwagandha

Beneficios de la Ashwagandha

La Ashwagandha (Whitania somnífera L. Dunal), también llamada Cereza de Invierno por su fruto rojo brillante, es un arbusto originario de la India. Se conoce como Ginseng indio en la Medicina Ayurvédica y desde hace más de 2000 años sus raíces y hojas han sido utilizadas para combatir condiciones de estrés agudo. 

El estrés y la ansiedad representan los trastornos más frecuentes en los tiempos actuales. A corto plazo, su sintomatología puede ser fácilmente manejable. 

Sin embargo, pueden convertirse en fenómenos de difícil control generando graves problemas de salud. Si sufres de estrés y ansiedad persistente en el tiempo, te recomendamos el uso de esta planta. 

Beneficios ashgwagandha

Los extractos a base de hojas y raíces de Ashwagandha están indicados para favorecer la tolerancia y modulación de las situaciones de estrés y ansiedad. Es importante saber que esta planta aumenta la resistencia física y mental, sin ningún tipo de efecto secundario de naturaleza estimulante, fortaleciendo nuestro cuerpo en condiciones de debilidad.

¿Qué hace la Ashwagandha en tu cuerpo?

A través de la vía GABA, un neurotransmisor conocido por su capacidad inhibitoria de la actividad cerebral. El contenido en glucowithanólidos presente en la Ashwagandha estimula la producción en el cerebro de este neurotransmisor tan importante para lograr la relajación del organismo. Ya estemos hablando de deportistas de élite como a nivel recreativo y de salud, el deporte puede suponer un pilar importante en nuestra vida.  La lesión puede ocasionar una pérdida de este pilar, dejando de acceder a las emociones positivas y beneficios que nos aporta.

Son cada vez más los estudios científicos que han demostrado su potencial como ayuda en el control del estrés, la ansiedad, el sueño así como mejoras en la memoria, atención y refuerzo del sistema inmune, entre otros.

¿Cuáles son los beneficios de la Ashwagandha?

1 Mejora la función cerebral, incluida la memoria

La complementación con ashwagandha puede mejorar la función cognitiva

Las primeras investigaciones sugieren que la ashwagandha puede mejorar el funcionamiento cognitivo, incluidas las personas mayores con deterioro cognitivo leve y las personas con esquizofrenia. Esta revisión, que comprendía cinco investigaciones clínicas, hizo esta observación. 

Los principales beneficios cerebrales son la mejora de la atención y en el tiempo de respuesta, también aumenta el rendimiento en ejercicios mentales.

Un estudio realizado en 50 adultos descubrió que el consumo de 600 mg de extracto de ashwagandha al día durante 8 semanas mejoraba significativamente las siguientes medidas:

  • La memoria reciente y general 
  • La atención 
  • La velocidad de procesamiento de la información

Los investigadores han descubierto que los componentes de la ashwagandha, como el WA, tienen efectos antioxidantes en el cerebro que pueden mejorar la función cognitiva.

2 Aumenta el rendimiento deportivo

Según las investigaciones, la ashwagandha puede mejorar el rendimiento deportivo, lo que la convierte en un complemento alimenticio deseable para los atletas.  

En un estudio se incluyeron 12 sujetos (hombres y mujeres) que tomaron dosis de ashwagandha de 120 mg a 1.250 mg diarios. Según los resultados, este ingrediente puede mejorar el rendimiento físico, incluida la resistencia y el consumo de oxígeno durante el ejercicio.  

La ashwagandha aumentó significativamente el consumo máximo de oxígeno (VO2 max) en personas sanas y atletas, según un análisis de cinco investigaciones.

beneficios salud Ashwagandha

La mayor cantidad de oxígeno que una persona puede consumir al realizar un ejercicio vigoroso se conoce como VO2 máx. Este valor mide el estado del corazón y los pulmones.  

Tener un VO2 máx. es crucial tanto para los atletas como para los no atletas. Un VO2 máx. más alto está relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardíacas, mientras que un VO2 máx. bajo está relacionado con un mayor riesgo de problemas en el corazón.  

La ashwagandha también puede ayudar a aumentar la fuerza muscular.  

En un estudio, los hombres que entrenaron con pesas durante 8 semanas mientras tomaban 600 mg de ashwagandha al día experimentaron un aumento considerablemente mayor de la fuerza y el tamaño de los músculos que los que tomaron un placebo.

3 Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad

El potencial de la ashwagandha para reducir el estrés es probablemente su uso más conocido. Está clasificada como un adaptógeno, una sustancia química que ayuda al cuerpo a superar el estrés. 

Las proteínas de choque térmico (Hsp70), el cortisol y la proteína c-Jun N-terminal Quinasa activada por el estrés (JNK-1) son algunos de los mediadores del estrés que la ashwagandha parece que ayuda a regular (ver estudio)

Además, disminuye la actividad del eje HPA del cuerpo, que controla la forma en que su cuerpo responde al estrés (ver estudio)

Los suplementos que contienen ashwagandha pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, según numerosas investigaciones. 

En un ensayo con 58 participantes, los que consumieron 250 o 600 mg de extracto de ashwagandha al día durante ocho semanas experimentaron niveles considerablemente menores de estrés percibido y también de cortisol, conocida como la hormona del estrés, en comparación con los que consumieron placebo. 

Además, en comparación con el grupo placebo, los que tomaron los complementos de ashwagandha informaron de un sueño significativamente mejor.

Otro estudio en el que participaron 60 personas descubrió que los que consumieron 240 mg de extracto de ashwagandha al día durante 60 días experimentaron niveles de ansiedad mucho más bajos que los que recibieron un placebo. 

Por lo tanto, la ashwagandha puede ser un suplemento útil para el estrés y la ansiedad, según el estudio preliminar. 

Para el tratamiento de enfermedades neuropsiquiátricas relacionadas con el estrés, como la ansiedad, aún no se han determinado la dosis y la forma más eficaces de la ashwagandha, según una evaluación reciente de los ensayos.

4 Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Existen pruebas de que la ashwagandha puede ayudar a los diabéticos o a los que tienen niveles altos de azúcar en sangre. 

Según un análisis de 24 investigaciones, incluidos 5 estudios clínicos en personas con diabetes, la administración de ashwagandha redujo significativamente el azúcar en sangre, la hemoglobina A1c (HbA1c), la insulina, los lípidos sanguíneos y los marcadores de estrés oxidativo. 

Esto es así porque se sabe que la withaferina A (WA), un componente de la ashwagandha, tiene potentes propiedades antidiabéticas y puede favorecer la absorción de glucosa del torrente sanguíneo por parte de las células.

5 Reduce la inflamación

Los compuestos de la ashwagandha, como la WA, pueden ayudar a reducir la inflamación del organismo

Según las investigaciones, la WA afecta a las vías inflamatorias del cuerpo, incluyendo el Factor Nuclear Kappa B (NF-B) y el Factor Nuclear Eritroide 2 (Nrf2). 

Los estudios realizados en animales han revelado que el WA también puede ayudar a reducir los niveles de proteínas inflamatorias, incluida la interleucina 10 (IL-10).

En un estudio realizado en 2008, se administró extracto de ashwagandha durante 60 días a adultos sometidos a estrés. En comparación con los individuos que consumieron un placebo, experimentaron una disminución significativa del marcador inflamatorio proteína C reactiva.

6 Reduce los síntomas de algunas enfermedades mentales

Según ciertas investigaciones, la ashwagandha puede ayudar a algunas poblaciones a disminuir los signos y síntomas de la depresión y otros problemas de salud mental. 

En un estudio, se examinó a 66 personas con esquizofrenia que también padecían tristeza y ansiedad para ver cómo les afectaba la ashwagandha.

Descubrieron que los participantes que tomaron extracto de ashwagandha en una dosis de 1.000 mg al día,durante 12 semanas, experimentaron una mayor disminución de la ansiedad y la depresión que los que tomaron un placebo. 

Además, los resultados de otro estudio apuntan a la complementación con ashwagandha como un posible tratamiento para la esquizofrenia que puede reducir los síntomas generales y el estrés percibido. 

aswaganda

 

Un estudio de 2012 descubrió que las personas estresadas que tomaron 600 mg de extracto de ashwagandha al día durante 60 días experimentaron una reducción del 77% de los síntomas depresivos, en comparación con una reducción del 5% en el grupo de placebo. 

Los resultados pueden no ser aplicables ya que sólo un participante en este estudio tenía un historial de depresión. 

La evidencia clínica sí sugiere que la ashwagandha no debe utilizarse en lugar de la medicación antidepresiva, a pesar de que algunas investigaciones sugieren que puede tener algunos efectos antidepresivos en algunos individuos, pero nunca de manera sustitutiva al tratamiento prescrito por el médico. Recomendamos consultar a un médico si está mostrando signos de depresión para que pueda recibir la asistencia o terapia necesarias.

7 Ayuda a mejorar el sueño

La ashwagandha se utiliza habitualmente para favorecer un sueño profundo y algunas investigaciones indican que puede ser eficaz para otros problemas relacionados con el sueño. 

Por ejemplo, un estudio realizado con 50 adultos de entre 65 y 80 años reveló que tomar 600 mg de raíz de ashwagandha al día durante un periodo de 12 semanas mejoraba en gran medida tanto la calidad de su sueño como su estado de alerta mental cuando se despertaban. 

Una evaluación de cinco ensayos de alta calidad también reveló que la ashwagandha mejora la calidad total del sueño de una manera menor pero sustancial. 

Las personas que tomaron ashwagandha declararon tener menor ansiedad y sentirse más despiertas en la mañana. 

Los resultados fueron más evidentes en quienes padecían insomnio y que tomaron más de 600 mg al día durante al menos ocho semanas.

8 Ayuda a aumentar la testosterona y aumentar la fertilidad en los hombres

Algunas investigaciones han indicado que los complementos de ashwagandha pueden mejorar la fertilidad masculina y aumentar los niveles de testosterona. 

En un estudio, durante ocho semanas, a 43 hombres con sobrepeso de entre 40 y 70 años que padecían una leve fatiga se les administraron comprimidos de extracto de ashwagandha o un placebo. 

La DHEA-S, una hormona sexual que interviene en la síntesis de la testosterona, aumentó un 18% más durante el tratamiento con ashwagandha. Se observó un aumento del 14,7% de la testosterona en los participantes que tomaron la hierba en comparación con los que tomaron un placebo. 

Un análisis de cuatro ensayos también reveló que los hombres con un bajo recuento de esperma experimentaron una mejora considerable en la concentración de esperma, el volumen de semen y la motilidad cuando se les administró ashwagandha. 

En los hombres con recuentos de esperma normales, también mejoró la concentración y la motilidad de los espermatozoides. 

Sin embargo, los investigadores llegaron a la conclusión de que se necesitan más ensayos de alta calidad para respaldar los posibles beneficios de la ashwagandha en la fertilidad masculina.

Dosis de Ashwagandha: ¿Cuánto debe tomar por día?

Una cápsula de Energy Formula aporta 250 mg de extracto de ashwagandha. Se recomienda un comprimido al día, en el desayuno, y extender la dosificación a 2 comprimidos/días, en situaciones agudas de estrés. Como cualquier ingrediente natural, la administración de ahwagandha presenta actividad farmacológica en el organismo, de manera que no se recomienda sobrepasar la dosis indicada anteriormente.

Escrito por:

Dr. Elena Gallardo Morillo PhD

Directora Médica en Pentalium Pharma y Doctora en Sistema Nervioso Central e Inflamación

Otros articulos relacionados