Envíos gratuitos a partir de 45€

Dolor Articular ¿Artritis o Artrosis?

labhealth 3 2

La artrosis y la artritis son enfermedades reumáticas frecuentes, sobre todo la primera, y algunas de sus manifestaciones son similares, lo que puede generar confusiones y malentendidos. No obstante, tanto su origen como su evolución y tratamiento son muy distintos.
En cualquiera de los casos, es importante saber que ambas cursan con dolor articular y para ello es preciso primero definir qué son las articulaciones.

 

Anatomía de las articulaciones.

Las articulaciones son las estructuras en las que se conectan los huesos y que proporcionan tanto movilidad como estabilidad a los distintos segmentos esqueléticos. Existen diversos tipos de articulaciones, unas fijas y otras, la mayoría, más o menos móviles. Las articulaciones móviles, que son las que se afectan en la Artritis reumatoide (AR), están formadas por los extremos de dos o más huesos y otros componentes no menos importantes, como son el cartílago articular, la cápsula articular y la membrana sinovial.
Las superficies óseas no están en contacto directo con las articulaciones, sino tapizadas por una banda de tejido elástico, el cartílago articular, que evita las fricciones y su desgaste. En las articulaciones grandes, como las rodillas y las caderas, el cartílago articular tiene unos 3-4 mm de grosor, mientras que en las articulaciones de los dedos sólo tiene una fracción de milímetro.
La cápsula articular es una envoltura que, a modo de saco, engloba toda la articulación. Está formada por dos membranas, una externa, que es fibrosa y resistente, y una interna, que es más blanda y se denomina membrana sinovial.
La membrana sinovial tapiza la superficie interna de la cápsula articular y tiene la misión de fabricar un fluido viscoso, el líquido sinovial o articular, que rellena la cavidad articular y actúa como un lubricante que reduce el roce entre las estructuras de la articulación.

 

¿Son las enfermedades reumáticas exclusivamente enfermedades articulares?

No, necesariamente. Las enfermedades reumáticas constituyen un amplio grupo de trastornos que afectan de manera genérica al aparato locomotor o sistema musculoesquelético –compuesto básicamente por los huesos, los músculos, los tendones y las articulaciones– y que no se relacionan directamente o de forma inmediata con un traumatismo.
Algunas enfermedades reumáticas pueden cursar con artritis, es decir, la inflamación de una o más articulaciones, como es el caso de la AR. Pero otras, en cambio, pueden afectar exclusivamente a los huesos, como ocurre en el caso de la osteoporosis, o bien se deben a un proceso degenerativo, como sucede en el caso de la artrosis, la dolencia reumática más frecuente.

 

Diferencias entre Artrosis y Artritis (AR).

La AR es una enfermedad inflamatoria que afecta primariamente a la membrana sinovial, mientras que la artrosis es una patología no inflamatoria, pues corresponde a un trastorno degenerativo del cartílago articular.

En relación a las articulaciones afectadas, en la AR, las articulaciones más comúnmente lesionadas son las de las extremidades (en particular, las de los dedos de manos y pies, los tobillos, las rodillas, los hombros y los codos), que suelen afectarse de forma simétrica a ambos lados del cuerpo. En la artrosis, en cambio, las articulaciones afectadas con mayor frecuencia son las rodillas y las caderas, aunque prácticamente todas las articulaciones grandes y pequeñas pueden sufrir esta alteración, y además no es habitual que las lesiones sean simétricas a ambos lados del cuerpo.
Además de estas dos enfermedades, sabemos que existen muchas otras alteraciones del sistema musculoesquelético que afectan directamente al cartílago articular, algunas como consecuencia de la práctica deportiva.
En los próximos posts queremos visibilizar algunas de las lesiones más frecuentes que afectan al cartílago articular y ayudarte en su tratamiento así como prevención.
¡No dejes de seguirnos!

 

Fuente: Conartritis

Abrir chat
¡Hola! Soy Álvaro, fisioterapeuta y parte del equipo Pentalium. Si estás aquí es porque quieres mejorar tu calidad de vida. ¿Cómo puedo ayudarte?